Neguentropía y Alóstasis para reparar el daño tisular

Soy partidario de una Kinesiologia que ejerza un concepto “cooperativista” entre el paciente y el terapeuta, utilizando herramientas generadoras de orden y organización sobre los sistemas dañados por la lesión o la enfermedad.
Un concepto terapéutico moderno basado en la negentropía y en la tarea de restablecer los parámetros vitales mediante el fenómeno de alóstasis y facilitación de los procesos de comunicación entre las diferentes partes del sistema.
La visión intervencionista a ultranza de practicas invasivas fundamentadas en el dominio de la fuerza sobre las respuestas adaptativas del organismo ante la enfermedad, ya forma parte de un proceso evolutivo del pasado.
Una nueva kinesiología nos requiere dispuestos a “escuchar” al cuerpo y a visualizar sus señales de socorro respondiendo con coherencia al pedido y aportando fundamentos que lleven al sistema al equilibrio dinámico y a la autorregulación.

J.Ossemani

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *