Este texto que compartiré con ustedes es un resumen del libro de Neuroanatomía de House -Pansky, que es uno de mis preferidos por su simpleza y claridad. A este capitulo sumé información actualizada de otros autores

Entre las propiedades básicas del protoplasma se distingue la contractilidad, es decir la propiedad de la célula para disminuir su longitud en uno de sus diámetros. Esto lo hace como respuesta a los cambios del medio con el fin de movilizarse, alimentarse y mantener su actividad vital.
Al ascender en la filogenia aparecen los animales multicelulares y ellos plantean nuevos desafíos; toda su superficie corporal está en contacto con el medio externo y eso exige un control de regulación con diferentes especializaciones del protoplasma para cumplir funciones de conducción.
Para que esto suceda ciertas células se especializan en la contracción y así se desarrolla un sistema nervioso y muscular independiente.
En un comienzo el movimiento responde a cambios ambientales, pero luego comienzan a responder a movimientos intencionales.
El organismo debe asegurar que la trasmisión de los estímulos recibidos en la superficie, lleguen a los estratos profundos. Las células de la superficie modifican para ello su forma y se estiran hacia las estructuras contráctiles subyacentes. Así se constituye la neurona. Para mejorar este sistema surgen los RECEPTORES y los mas antiguos se denominan exteroceptores. En el estadio de la filogenia de los celenterados (medusas, corales e hidras) es posible el desarrollo de sus actividades mediante la disposición difusa de neuronas, pero en las formas mas complejas se hace necesario el desarrollo de un sistema nervioso central.
Las necesidades van gestando un Sistema nervioso con propiedades más desarrolladas y especificas. Así surgen las neuronas aferentes que transmiten las señales del exterior al sistema nervioso central y las eferentes que general la respuesta según las necesidades.
Aparece el mecanismo de sinapsis y el arco reflejo básico de dos neuronas. Un ejemplo de este tipo de sistema lo tienen los ciclóstomos(anguilas)
En un primer momento los cuerpos de las neuronas aferentes permanecen ubicados fuera del sistema nervioso central en formaciones llamadas ganglios.
Posteriormente aparecerán neuronas aferentes en la sustancia gris del cuerpo medular.
Los cambios generados en el medio ambiente y los nuevos desafíos requieren masas musculares mas poderosas y movimientos mas complejos para atacar o huir de los depredadores o para recorrer mas distancia en busca de alimentos o apareamiento.
El sistema nervioso se alarga para cumplir con la inervación y los requerimientos de las extremidades braquiales y caudales.
Las neuronas aferentes se constituyen en vías ascendentes y descendentes y aparece el arco reflejo de tres neuronas, el ejemplo evolutivo es el Amphioxus, que son unos peces cordados caracterizados por poseer una notocorda que llega hasta la parte anterior del cuerpo (la recorre dorsalmente en sentido longitudinal), por encima de la cual se halla un cordón nervioso que finaliza en un abultamiento o vesícula cerebral; de ambos lados de ese cordón parten pares de nervios hacia los segmentos musculares del cuerpo.

Conjuntamente con la aparición de dos capas celulares superpuestas se establece la formación del medio interno que alcanza su máximo grado de evolución con el desarrollo de órganos internos. Entonces aparece una parte del sistema nervioso destinada al control visceral, denominado sistema autónomo visceral. Este sistema en los plagióstomos o elasmobranquios (‘placa (de metal)’ en griego) que conforman una subclase dentro de los peces cartilaginosos o condrictios .Comprende, entre otros, los tiburones y las rayas
El esqueleto de estos peces está formado por cartílago y el cuerpo se halla recubierto de dentículos dérmicos que le dan un tacto muy áspero, que en la antigüedad se usaba como papel de lija. La disposición de este sistema nervioso es muy difusa y tal vez la verdadera medula espinal mas parecida a la del ser humano la marquen los amphiosus.
Cada escalón que se sube en la evolución ha marcado nuevos problemas a resolver, uno de ellos es el mantenimiento del equilibrio, otro la coordinación muscular de las extremidades lo que genera la aparición de nuevas estructuras nerviosas.
Para regular el grado de contracción muscular y la amplitud articular aparecen receptores especiales en músculos tendones y articulaciones relacionados con un nuevo tipo de neuronas aferentes. Asi se constituye el sistema propioceptivo.
Las vesículas del sistema nervioso central se expanden y aparece el engrosamiento rostral que corresponde al cerebro posterior o rombencéfalo, estructura ya presente en el amphiosux. Luego para satisfacer las demandas de equilibrio se desarrolla una estructura sacular llena de fluido y provista de células ciliadas receptoras que conectan con neuronas aferentes que terminan en el cerebro posterior. Este sistema esta muy desarrollado en los peces y anfibios y permite el control reflejo de la musculatura corporal que mantiene el equilibrio y la actitud del animal.
La coordinación del sistema propioceptivo y del vestibular requiere del desarrollo de un centro especial de coordinación situado a los lados de ambos sistemas y por lo tanto se produce el crecimiento hacia el exterior de la pared dorsal del cerebro posterior, el cerebelo.
En los ciclóstomos se hallan vestigios de cerebelo y se manifiesta claramente en los plagióstomos.
Cuando la cabeza desarrolla nuevas estructuras como la boca y sus anexos y particularmente el aparato branquial ( lampreas), deben surgir nuevas estructuras nerviosas que regulen su motilidad y estas por su proximidad ,emergerán del cerebro posterior.
En la evolución filogenética las chances de supervivencia de una especie tiene relación con el mayor conocimientos de los cambios producidos a distancia que facilitan la búsqueda y localización del alimento y la relación con la pareja. Esta posibilidad crea la formación de los telerreceptores.
De los sentidos especiales probablemente el primero que surge es el gusto, especialización de los primitivos quimiorreceptores de la piel y casi simultáneamente surgen los receptores de la olfación. Estos se van ubicando a nivel rostral con utilidad para la detección del enemigo y la ubicación del sexo opuesto relacionando la cavidad nasal con la olfatorio respiratoria. El olfato genera grandes áreas encefálicas de asociación destinadas a coordinar la actividad de la musculatura y de las visceras.
Mas tarde surgen estructuras como el cerebro anterior o prosencefalo con tendencias a un desarrollo bilateral, los hemisferios cerebrales, en tanto la zona medial entre el procencéfalo y el cerebro posterior se denomina diencefalo (ciclóstomos)
El sistema auditivo se forma a partir de un brote del aparato vestibular y consta de una prolongación tubular que se curva sobre si misma formando un espiral con células ciliadas en su interior, el conducto coclear. Estas células registran las ondas de sonido y las transmiten al cerebro posterior.
El sistema óptico capta los estímulos lumínicos mediante receptores que son una modificación de los fotorreceptores primitivos de la piel de los animales inferiores. Estas nuevas estructuras merecen el desarrollo de un área especializada que se integre a los sistemas anteriores, sobre todo a la musculatura corporal.Ese es el mesencéfalo.
Una característica del cerebro humano es la expansión y desarrollo de los hemisferios sin que aumente de manera desproporcionada el tamaño de la cabeza.Eso se produce gracias a los pliegues y repliegues de la capa superficial de los hemisferios llamada corteza. En muchos mamíferos, como los humanos, la neocorteza se encuentra totalmente plegada, recubriendo el resto de cerebro., formando circunvoluciones y cisuras. Todos los mamíferos tienen, además una paleocorteza primitiva (que ya aparece en reptiles). La neocorteza está formada por seis capas y en los mamíferos más avanzados, representa más de la mitad del volumen del encéfalo.
El diencéfalo es una estructura que queda completamente oculta por el desarrollo de los hemisferios, alli se encuentra el talamo, una subestación importantísima que regula los impulsos transmitidos hacia la corteza.
Con el desarrollo de los centros corticales para la motilidad la superficie ventral del cerebro medio adquiere un aspecto prominente debido a la fibras motoras que descienden por ellos y forman los pedúnculos cerebrales.
La adquisición de la bipedestación y la capacidad motriz generada por la mano producen un desarrollo notable del cerebelo y asociadas a este se desarrollan el puente la protuberancia y los pedúnculos cerebelosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *